Vivimos en un mundo donde se hace caso omiso a los llantos y gritos por una libertad que muchos nunca verán llegar. Inevitablemente, cada vez somos más conscientes de la ausencia de derechos humanos en distintas partes del mundo, y de no poder abarcarlo con nuestras acciones aisladas. La sociedad en la que coexistimos está, cada vez más, gobernada por actitudes únicamente individualistas y egoístas.

Sinembargo, nosotros tenemos un sentimiento compartido: los valores humanos nos siguen importando.

El presente proyecto fue desarrollado con el fin de generar nuevas oportunidades en comunidades desfavorecidas de Uganda. Este no se propone nada parecido a una “renovación” de la cultura. Todo lo contrario, busca abrazarla y brindar herramientas para su desarrollo.

La educación, la asistencia social y el emprendimiento económico juegan un papel fundamental para la integración en una sociedad más equitativa. Através de estas tres áreas de intervención pretendemos desarrollar oportunidades que, no sólo se ajusten a la visión de futuro que las comunidades ugandesas tienen de sí mismas, sino también a su situación presente y a sus problemas específicos.

Puedes colaborar con este proyecto haciendo una donación puntual o haciéndote socio de nuestra ONG Volcop. 

VOLCOP

«Practicada a la Inscripciónde Alta correspondiente a la entidad VoluntariosCooperantes (Volcop), inscrita en el grupo 1, sección 1, número nacional 607640; la documentación ha sido depositada en el RegistroNacional deAsociaciones”. NIF: G66458225 Madrid – España 22-04-2015

Fundada en 2015 (ver ANEXO A adjunto) como una organización no gubernamental (ONG) de voluntarios sin fines de lucro, organizada y dirigida por jóvenes profesionales, cuyo objetivo es la cooperación de ayuda humanitaria en las comunidades más desfavorecidas, promoviendo el desarrollo humano integral y solidario con principios éticos y morales. Nos encontramos en un sistema conflictivo a nivel internacional, donde los perjudicados son aquellos habitantes vulnerables a la situación que atraviesa cada estado.

En Volcop, nuestro fin es involucrarnos en comunidades que, según nuestro propio criterio, se encuentran en una situación de extrema urgencia. Las circunstancias políticas, económicas y sociales a las que se enfrentan ponen en riesgo el cumplimiento de sus derechos y obstaculizan sus opciones de desarrollo.

Actualmente, Volcop trabaja asistiendo diferentes problemáticas que se presentan en las aldeas de Kiteere, Nyabusozi, Kyamukerege, Mukubo, Nyabukara y Bulyanyenje, todas ellas pertenecientes a la parroquia de Nyabukara en el distrito de Kabarole (Uganda). Volcop colabora con familias en riesgo de exclusión social, con el objetivo de fomentar un desarrollo colectivo y estable. En colaboración con ellas, se presentan una serie de programas que, no sólo van destinados a otorgar a la comunidad una asistencia médica y unos estándares básicos de educación y alimentación, sino que también buscan la participación activa de las familias en la creación, realización y mantenimiento de proyectos duraderos y sostenibles.

En Volcop damos las herramientas necesarias para poder llevar una vida digna y estable, con el propósito de que nuestras familias sean capaces de evolucionar y prosperar en el futuro por méritos propios.

2.1.Objetivode Volcop

Según la ONU, los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, indiferentemente de su raza, sexo, nacionalidad, origen étnico, lengua, religión, situación económica o cualquier otra condición. Estos derechos corresponden a todos los seres humanos del planeta, sin discriminación alguna. Aquellos que, por diferentes motivos, no tienen dichos derechos, se encuentran en una situación vulnerable y discriminatoria. Se entiende por “situación vulnerable” como la capacidad disminuida de una persona o familia de hacer frente a diferentes necesidades de la vida cotidiana. La vulnerabilidad se mide a través de la capacidad para prevenir, resistir y sobreponerse a un impacto.

El objetivo de Volcop, como el de todas las ONG, es desaparecer del lugar en el que opera. En otras palabras, que los seres humanos de las aldeas de Nyabukara sean plenamente capaces de tener una vida digna y de cumplir los objetivos que se propongan. Queremos llegar a un punto en el que la existencia de Volcop sea innecesaria en Nyabukara, un punto donde lo más sensato sea moverse a otro punto de la geografía ugandesa. Debido a la alta tasa de vulnerabilidad que se presenta en Uganda en general —y en Nyabukara en particular— este objetivo está (todavía) lejos de ser cumplido.

2.2.EquipoVolcop

Contamos con un gran equipo de profesionales en Uganda. Este está formado por jóvenes ugandeses que viven y trabajan en la aldea de Kyamukerege. Ellos conocen a casi todas las familias de esta y las aldeas vecinas, lo cual nos ayuda a brindar una ayuda más personal, y hacer que nuestra ONG sea cercana, abierta y accesible para todas las personas de Nyabukara. Nuestro equipo de Uganda se caracteriza por su dedicación, compromiso y responsabilidad en la gestión, planificación y control de los proyectos llevados a cabo:

  • En la cabeza del equipo se encuentraNatukundaCatherine (en adelante, Cathy), fundadora y directora de Volcop Uganda, nº de registro CD/GRP/209. A los 23 años terminó su carrera universitaria en Administración y Dirección de Empresas y empezó a trabajar con nosotros.
  • Cathy se caracteriza por su capacidad de liderazgo, gestión de equipo y control de proyectos. Al mismo tiempo, nos ofrece su parte más humana y su devoción por el bienestar de todas las personas de la comunidad. Cathy posee el talento de dialogar, entender, calmar y buscar soluciones, cuando los padres y madres de la comunidad asisten a Volcop.
  • Musabe John es el responsable del seguimiento de la escolarización de cada niño, de coordinar a los voluntarios durante las clases de apoyo, y de servir como intérprete durante las clases para adultos. Tiene 23 años y es el miembro más joven del equipo, pero esto no le hace menos válido en absoluto. Es de hecho un gran educador, pues posee una admirable paciencia y dedicación cuando tiene un alumno al que enseñar. Además, en estos momentos está estudiando para convertirse en un profesor titulado. John ha conseguido mejorar la formación académica de muchos de los niños de Nyabukara, algunos de los cuales nunca habían ido a la escuela hasta ahora. También colabora en programas relacionados con el estado de la comunidad como las visitas familiares, en el que se hace un seguimiento exhaustivo de la situación de las familias cooperantes y sus viviendas, y el programa de construcción, en el que se construyen casas, cocinas, letrinas…
  • ArutoAngella tiene 27 años y es madre de una niño de 4 años. Es de Soroti y se licenció en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Nkumba.
  • Angella se encarga de la gestión y administración de Volcop, especialmente del programa de becas escolares y el programa de artesanía. También colabora en otros programas relacionados con la educación, como son las clases de apoyo y las clases para adultos. Angella habla cuatro idiomas (ateso, rutooro, luganda e inglés), lo que la convierte en una componente indispensable para posibilitar la comunicación fluida entre familias, cooperantes y voluntarios.
  • Bagonza Peter tiene 31años y vive en Kyamukerege, él coordina y participa activamente en la construcción de casas, cocinas y letrinas para las familias. Ejecuta el trabajo y enseña a los voluntarios a realizarlo. Peter es eficaz, trabajador y especialmente resolutivo.
  • Francisco Asís fue voluntario para Volcop durante 11 meses antes de incorporarse al equipo como trabajador asalariado. Su trabajo es apoyar al equipo en las tareas que vayan surgiendo, especialmente en lo concerniente al proyecto de educación. Fran tiene iniciativa y sabe trabajar en equipo.

SITUACIÓN ACTUALEN UGANDA

En este apartado se efectuará un breve resumen del desarrollo político-económico-social enUganda, tomando como unidad de análisis los datos obtenidos por el Banco Mundial. Se han utilizado los indicadores de los años 1990-2000-2010-2016 (ver ANEXOB:World Development Indicators database y Ficha Técnica Uganda Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Gobierno de España. 02-2017).

Uganda es un país situado en África Oriental a unos 1100 metros sobre el nivel del mar, circundado de valles y montañas. Tiene una población de más de 42 millones de habitantes, de los cuales el 85% viven en zonas rurales. La tasa de fertilidad es de 5,8 hijos por mujer (est. 2016), la tasa de mortalidad infantil es de 57,6 por mil y según los datos distribuidos por el gobierno ugandés, la tasa de alfabetización es del 78,4% (aunque estas cifras distan bastante de la realidad que podemos intuir sobre el terreno).

En Octubre del 1962, Uganda se declaró independiente, pero hasta entonces fue una colonia británica. Desde el año 1966 hasta 1971 existieron varios presidentes en Uganda hasta que Idi Amin instauró una brutal dictadura, con un ejército que invadió Tanzania. Uganda sufrió los daños de varios grupos guerrilleros que estuvieron explotando a gran parte de la población ugandesa en forma de ejército, incluidos los niños. Fue en 2006 que el presidente Museveni, que en ese entonces sustentaba el poder de facto (ya que su gobierno no permitía la existencia de partidos opositores), decidió legitimar su poder a través de las primeras elecciones democráticas multipartidistas. Museveni ha sustentado el poder durante más de 30 años de forma ininterrumpida, y fue él mismo el que reinstauró la República Democrática de Uganda. Es importante mencionar que a lo largo de su presidencia se suscitaron diversos conflictos políticos, económicos y sociales; hecho que ha estado provocando diversidad de opiniones entre los ciudadanos ugandeses.

Como antigua colonia británica, Uganda conserva el inglés como su lengua oficial, junto al suajili.

Si bien estos son los dos idiomas más representados a nivel público y administrativo, en el país se hablan más de 50 lenguas, lo que supone un reto para la unidad nacional en la actualidad (la mayoría de la población solamente conoce su lengua vernácula, especialmente en las zonas rurales).

Uganda tiene considerables recursos naturales, es por esto que la agricultura y la pesca son los sectores más importantes de la economía. Da empleo a más del 80% de la fuerza de trabajo y el ingreso más significativo procede de la exportación de café. El PIB total distribuido según sus sectores es del 22,3% en industria, el 26,3% en agricultura y el 51,4% en servicios.

Puede parecer contradictorio que la agricultura y la pesca sean el sector más importante y sin embargo representan apenas la cuarta parte del PIB. En realidad, son importantes en lo que se refiere al porcentaje de población dedicada a esta actividad, pero no en su contribución a la economía nacional. Este hecho refleja un contraste muy interesante: a pesar de que se dedica el 80% de la mano de obra, este sector sólo produce el 26,3% de la producción nacional. Esto podría tener conexión con los altos niveles de pobreza y además, se podría deducir que Uganda sufre un serio problema en la optimización de sus trabajadores y recursos.

3.1.Situación actual de la comunidad de Nyabukara

En Febrero de 2015 elEquipo Volcopse moviliza a Fort Portal, Uganda. Recorriendo los alrededores de la ciudad conocimos la aldea de Kyamukerege.

Allí, nos encontramos con una comunidad que únicamente cubría las necesidades más básicas, limitada a unas condiciones en aspecto de higiene, salud, habitabilidad, educación y desarrollo económico realmente desfavorecidas.

3.1.1.Criterios para la selecciónde familias

Cuando empezamos a trabajar en Uganda, descubrimos que no era viable económicamente para la organización trabajar con todas las familias debido a los costes que conllevaba (sin mencionar que no todas se enfrentaban a los mismos retos), así que seguimos los siguientes criterios mientras seleccionamos a los beneficiarios de Volcop:

  • Familias afectadas por VIH.
  • Viviendas unifamiliares.
  • Niños huérfanos en situación vulnerable.
  • Niños que se hacen cargo de sus hermanos o de toda la familia.
  • Familias con muchos miembros.
  • Familias monoparentales.

En base a esto, Volcop realizó un censo de la comunidad donde identificamos a 70 familias que —según nuestro criterio— necesitan asistencia preferencial. Las variables, con los respectivos indicadores que se tomaron en cuenta, fueron:

  • Por lo menos un miembro de la familia tiene VIH.
  • Disponibilidad de ducha.
  • Disponibilidad de letrina.
  • Disponibilidad de cocina.
  • Acceso a agua.
  • Acceso a agua hervida.
  • Acceso a luz.
  • Acceso a jabón.
  • Acceso a pasta dental.
  • Número de comidas al día.

En el ANEXO C figuran los datos tomados de las 70 familias anteriormente mencionadas, las cuales presentan condiciones precarias y desfavorables para llevar una vida saludable.

A continuación realizaremos una breve descripción de los datos obtenidos. La finalidad de la misma es saber leer o comprender los datos presentados. No se pretende “asustar” sino sólo informar sobre las condiciones actuales de la comunidad donde se encuentran nuestros proyectos.

Para poder realizar un correcto análisis de los datos presentados, en Uganda, y precisamente en la comunidad trabajada, hay que saber que la situación que explicamos a continuación es la misma o muy similar para todas las familias de Nyabukara.

Las familias están compuestas desde 5 a 15 integrantes. Estas presentan unas condiciones de habitabilidad realmente deficientes: todos los miembros de la familia suelen dormir en un mismo espacio, no disponiendo de colchones o camas; ninguna de ellas dispone de agua corriente; y muchas tampoco de letrina ni corriente eléctrica.

Teniendo en cuenta que las 70 familias representan el 100% del estudio, identificamos el siguiente resultado:

Como se indica en el ANEXO C, el 34,3% del total de las familias identificadas en “situación vulnerable” presentan al menos un integrante de la familia que padece VIH. Un dato interesante a destacar es que las mujeres que padecen esta patología siguen amamantando a sus hijos, al no tener acceso a leche en polvo o leche para niños, con el consiguiente riesgo para estos.

El 21,4% del total no tiene acceso al uso de letrina, mientras que el 77,1% sí cuenta con ello. Pero es importante aclarar en qué condiciones este dato debería ser leído.

El hecho de tener accesibilidad a una letrina en Uganda significa tener un agujero en la tierra revestido de madera, a 4 metros de la casa (construida de adobe y madera), donde los miembros de la familia realizan sus deposiciones muy cerca o en la misma zona donde lavan, cocinan o juegan los niños. Es decir, no se debería interpretar el resultado de que el 77,1% de familias tienen letrinas como positivo, no sólo por la falta de higiene que esto puede producir, sino por los problemas de salud que puede provocar.

Es cierto que la cultura y las condiciones son muy diferentes a lo que estamos acostumbrados en nuestro entorno, pero aún así todos los seres humanos tienen el mismo derecho a una vivienda digna y sana.

Otra variable a analizar es la cantidad de veces que una familia come por día, y hemos contrastado que el 17,1% de las familias sólo consume una comida diaria, mientras que el resto lo hace más de una vez.

Sus prácticamente únicos alimentos son el matooke (variedad de plátano verde cocinado al vapor), maíz, mijo, arroz, patatas y algunas legumbres. Es decir, la mayoría de las familias no tiene acceso a una “dieta equilibrada”.

En los datos presentados se lee que el 94,3% de las familias tienen acceso a una cocina. Tener la posibilidad de disponer de una cocina únicamente significa tener un espacio cerrado donde la leña y el carbón ocupan la zona. Se trata de una estructura más bien rudimentaria, de unos 5 m2,con el suelo de tierra, normalmente construida en madera y algunas veces de adobe.

Los datos más interesantes provienen del acceso al agua. Si bien esta proviene de diferentes fuentes, ninguna de ellas presenta potabilidad. El 25,7% de las familias obtiene el agua del río.

Otro apunte de importancia es el acceso a luz: trabajando con una muestra de 70 familias descubrimos que un 11,4% de ellas tienen acceso a luz, gracias a los paneles solares. En Uganda, tener un panel solar no requiere de un alto poder adquisitivo. Los asentamientos localizados fuera de las ciudades suelen funcionar con energías alternativas, donde muchos no tienen acceso a electricidad corriente.

En cambio, el 22,9% tienen acceso a la luz a través de empresas eléctricas convencionales. Hay que tener cuidado con este dato, ya que las familias que disfrutan de este servicio en realidad acceden a la electricidad a través de un sistema gratuito otorgado por el gobierno. Lo que quiere decir que no pagan por ello.

También es significativo, ya que puede perjudicar la salud de estas familias, que el 55,7% de ellas no hierven el agua. Recordemos que el agua a la que las familias tienen acceso no es potable. Es decir, que más de la mitad de nuestra muestra utiliza agua no apta para su consumo, ya sea para cocinar o para beber, siendo así, más propensos a padecer graves enfermedades (cólera, fiebre tifoidea, hepatitis A, etc.). Solamente el 1,4% afirma hervirla alguna vez.

Los elementos básicos de higiene como jabón y pasta dental no están presentes en la comunidad como objetos habituales. El 91,4% de las familias afirma que “a veces” usan jabón para bañarse. No dando datos concretos en cuanto a la periodicidad. De hecho, estas preguntas han ocasionado timidez al ser realizadas, lo que significa que sus respuestas pueden estar condicionadas por la vergüenza a revelar datos verídicos.

Lo mismo sucede con la pasta dental, el 31,4% de las familias afirma que usa este producto. Mientras que el 38,6% nunca ha tenido acceso a un dentífrico.

Los datos presentados deberían ser analizados a través del filtro de las condiciones en las que viven los habitantes de Nyabukara. Entender que el uso de pasta dental no es fundamental para estas familias, no quiere decir que no se preocupan por la higiene. Lo que nosotros concluimos es que no tienen posibilidad de acceder a ella, pues su realidad tiene otras prioridades (como la comida, por ejemplo). La realidad de cada ser humano viene condicionada por la sociedad en la cual se desarrolla.

3.2.Proyectos llevadosa cabo porVolcop en la actualidad

Volcop Uganda es una organización comunitaria registrada y ubicada en la aldea de Kyamukerege, parroquia de Nyabukara (oeste), división del distrito de Kabarole.

Frente a lo presentado y después de analizar los resultados, actualmente se trabaja en diferentes proyectos enfocados a cumplir los objetivos de Volcop. Volcop ha creado un sistema de responsabilidades entre las familias. Ayudar o asistir a una familia no implica solamente el hecho de “dar”. Más bien implica un compromiso por parte de cada integrante de estas, por seguir un aprendizaje para un abastecimiento autogestionado.

El sistema es un proceso que se retroalimenta, se designa el métodode controlde sistemas en el cual, los resultados obtenidos en una tarea o actividad son reintroducidos nuevamente en el mismo, con el fin de controlar y optimizar su comportamiento.

Como tal, esta retroalimentación se aplica prácticamente a cualquier proceso que involucre mecánicas semejantes de ajuste y autorregulación de un sistema. En este sentido, también se le conoce con el nombre de feedback.

Los proyectos se desarrollan gracias al trabajo de las 70 familias que colaboran con Volcop.

Cada proyecto tiene sus respectivos delegados, los cuales están a cargo de realizar el seguimiento, control y planificación de cada uno de los programas.

Estos delegados (integrantes de las familias) están supervisados por elEquipo Volcop, que indica la directriz del proyecto y proporciona herramientas para que los integrantes de cadaprograma puedan ir creciendo dentro del mismo.

A continuación, desarrollaremos brevemente los proyectos llevados a cabo por la ONG, su finalidad dentro del sistema y cómo se van auto-reafirmando.

3.2.1. Introducción

Volcop se encuentra, literalmente, dentro de la comunidad de Nyabukara, para la que trabaja exclusiva e incansablemente. El motivo no es otro que la focalización de nuestros esfuerzos en un objetivo reducido, sensato y práctico. Queremos marcar una diferencia en la vida de individuos reales, y esto conlleva renunciar a un territorio vasto y disperso.

Nuestra meta es clara: mejorar las vidas de las personas de esta comunidad, pues se trata de posiblemente la población más pobre de la región. Aún con todo, hablamos de una comunidad fuerte y capaz, con un potencial increíble por descubrir y desarrollar. Esta meta es explorada mediante la diversificación de varios proyectos, que a su vez se engloban en seis programas, según el propósito que persiguen, en los que trabaja nuestra ONG:

3.2.2.Educación

Educación se refiere a todos los proyectos cuya finalidad sea la formación de todos los seres humanos que viven en el área de influencia de Nyabukara, tanto en el ámbito de la promoción de personas morales y saludables, como la formación de profesionales capaces de sostenerse y evolucionar económicamente. Esto incluye a niños (principalmente), pero también adultos, e incluso ancianos.

Becas

El proyecto de becas es el corazón del programa de educación, y probablemente de toda la ONG. Los85niñosbecados actualmente recibenuna educación en uncolegio de suzona y (si tienen buenos resultados) pueden llegar hasta la universidad y convertirse en adultos formados.

Lo mejor de este proyecto, es que sirve como incentivo a las familias para participar en las actividades de la ONG, tanto en las que van dirigidas hacia sus hijos, como las que están orientadas específicamente hacia la población adulta. De esta manera, sienten el deber de acudir a las clases para adultos y al proyecto de artesanía, de mandar a sus hijos a las clases de apoyo y a la escuela de vacaciones o cuidar de los cerdos del proyecto de cerdos. Y así, es posible generar ingresos para continuar cooperando, con la finalidad de lograr la propia autogestión de la comunidad.

Clases de apoyo

Las clases de apoyo para los niños de la comunidad se hacen todos los días de 15:30 h a 17:00 h, excepto los miércoles (reservados a las clases para adultos) y fines de semana. Se trata de unas clases destinadas al refuerzo del os conocimientos adquiridos por los niños en la escuela. Si bien es cierto que hay algunos que no disponen de beca ni capacidad económica para asistir al colegio, nuestras clases de apoyo son gratuitas y de entrada completamente libre, razón por la cual algunos niños asisten a estas clases como fuente de educación exclusiva. Es importante mencionar que debido a la libertad en la asistencia, es difícil decir exactamente cuántos niños están presentes en las lecciones: hemos tenido desde 10 a 100 niños, pero se podría decir que unos 40 acuden de forma regular, repartidos en 4 clases en función de su nivel y edad (Middle Class, Top Class, P1y P2). Los temas principales son inglés y matemáticas, y son organizadas por el personal de Volcop, siguiendo un plan de estudios, y asistidas por los voluntarios.

Escuela de vacaciones

La escuela de vacaciones tiene lugar cada día durante las vacaciones escolares, además de los sábados durante el período lectivo. Esta está íntimamente relacionada con las clases de apoyo.

De hecho, la única diferencia es que parte del tiempo invertido es dedicado a juegos didácticos, música, bailes…En este caso, los voluntarios tienen mucha más libertad para proponer este tipo de actividades, supervisados por el personal de educación.

Clases para adultos

La clases para adultos son un proyecto dedicado a la educación de los padres, madres y abuelos de los mismos niños que son becados en el proyecto de becas. Los temas tratados son diversos: desde higiene y salud hasta el aprendizaje de la lengua inglesa, pasando por la educación de los hijos e incluso gestión de residuos y medio ambiente. En realidad, cualquier cosa es útil si puede servir también para la comunidad. Las clases se hacen una vez a la semana, cada miércoles a las 15:00 h, y suelen asistir en torno a unas 30 personas. Son organizadas por los mismos voluntarios y supervisadas por el personal de educación, que incluye a una coordinadora (Angella) y un traductor inglés-rutooro (John).

Deportes

Hacer ejercicio regularmente es una práctica muy beneficiosa para mejorar la disciplina, la toma de decisiones y el bienestar físico y mental. El deporte también es una parte importante de la educación debido a los valores intrínsecos que esta práctica implica. Por esto creamos un programa de deportes, para educar a los niños en estos valores y proporcionarles la oportunidad de ser parte de algo más grande que ellos mismos.

Colaboramos con el Nyabukara Football Club “the Ants” (“las hormigas”), un equipo de fútbol que surgió por iniciativa de varios chicos jóvenes (de 18 a 30 años) que vienen de distintas aldeas de la parroquia de Nyabukara. El equipo está registrado en la liga del distrito. Sus colores son el azul, el negro y el blanco. Entrenan todos los días de 17:30 h a 18:30 h.

Recientemente, también ha surgido una iniciativa para formar unequipo devoleibol. Este también está formado por varios jóvenes de las aldeas limítrofes. Entrenan de 16:00 h a 18:00 h durante los fines de semana y miércoles y viernes durante las vacaciones.

El programa de salud persigue el cumplimiento de unos mínimos de bienestar, higiene y salubridad para las personas de la comunidad. Ya sea mediante la realización de diálogos y charlas para la concienciación y prevención, como con la intervención directa a través de la construcción de letrinas y cocinas o la provisión puntual de ciertos bienes de primera necesidad.

Divulgación comunitaria

Divulgación comunitaria reúne todo aquello que tiene que ver con la concienciación, prevención y tratamiento de enfermedades. Estas metas se persiguen mediante: la realización de charlas por parte de profesionales del sector sanitario y otras ONG colaboradoras; pero también a través de diálogos abiertos donde las personas de Nyabukara pueden dar sus propios puntos de vista y participar en la concienciación colectiva.

Refugio y cuidado

Este proyecto reúne las actividades más inmediatas que realiza la ONG:la construcción de casas, cocinas y letrinas; el seguimiento de su estado para su reconstrucción en caso de ser necesaria, y la provisión puntual de ciertos bienes de primera necesidad.

Para contextualizar, la típica casa ugandesa se compone de una única y pequeña habitación que funciona como dormitorio, sala de estar y almacén. Las familias que se lo pueden permitir también construyen una cocina exterior y una letrina.

Las mujeres que no tienen una cocina suelen cocinar en el exterior, sobre el suelo, utilizando un soporte metálico y carbón. El problema de este sistema es la alta probabilidad de quemaduras graves a la que se enfrentan los niños más pequeños, que se pasan el día jugando y corriendo en el exterior. Las letrinas, por su parte, son necesarias para mantener la materia fecal aislada, pues si esta se filtra al agua (que luego se utiliza para beber y cocinar) su consumo puede contagiar graves enfermedades como la fiebre tifoidea o el cólera.

Aunque la prioridad de Volcop siempre ha sido y será la cooperación con la gente local en la realización de proyectos de futuro, consideramos que el derecho a una vivienda digna está por encima de este ideal y por este motivo, no consideramos que la intervención directa sea, en este caso, una invasión al progreso propio sino una invitación al mismo.

3.2.4.Empoderamientoeconómico

Empoderamiento económico se refiere a todos los proyectos cuya finalidad sea la mejora de la economía y calidad de vida, mediante la creación de empleo y fuentes de abastecimiento comunitario, de las familias que viven en Nyabukara. Estas pueden participar en las distintas propuestas que crea la ONG:

Artesanía

En el proyecto de artesanía las mujeres (y algunos hombres) crean distintos productos como cestas de fibra de plátano y mimbre, elefantes de peluche, carteras…que pueden comprar los voluntarios para la colaboración directa con las familias. Los ingresos se destinan en parte a las mujeres que hacen estos productos, y por consiguiente, a sus familias; y en parte a Volcop, la cual reinvertirá estos ingresos en la comunidad para seguir mejorando sus proyectos y la calidad de vida de los seres humanos de Nyabukara.

Microempresas

También apoyamos nuevas iniciativas por parte delos miembros de la comunidad. Cualquiera puede presentar una idea de negocio para que sea valorada por el equipo. Si la consideramos rentable, se realiza una primera inversión de capital y se hace un seguimiento del proyecto. Una vez hay beneficios, Volcop recupera su inversión y una familia de la comunidad consigue una nueva fuente de ingresos.

Cerdos

Volcop adquirió algunos lechones años atrás, los cuales están siendo cuidados y alimentados por unas pocas mujeres de la comunidad. El propósito de este proyecto es crear una fuente de capital mediante la cría y venta de las nuevas generaciones de cerditos. Para, de nuevo, la reinversión en la comunidad.

Este proyecto está dedicado a la asistencia y capacitación de mujeres y niñas en particular. Si bien es cierto que muchos de los retos a los que se enfrenta la población ugandesa afectan a todos por igual, las mujeres se encuentran en una situación especialmente vulnerable debido a diversos motivos. De ellas se espera el cuidado de los niños, las labores domésticas y el cultivo de alimentos.

Apoyo

La mayoría de actividades que se realizan dentro de este programa tienen que ver con la concienciación colectiva. Se realizan impresiones y reparto de material informativo, colaboraciones con emisoras de radio (en las que se habla de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres) y se celebran diversas charlas y diálogos con el objetivo de mejorar la posición de la mujer en la comunidad. También se realiza una labor en educación sexual, como la formación en el uso de compresas reutilizables.

3.2.6.Protecciónde menores

Volcop está especialmente centrada en la educación, y particularmente en los niños. De esta forma, es imperativo también prestar atención a su seguridad y protección como seres humanos.

Divulgación de los derechos de los menores

Este programa trata de proteger al menor de cualquier daño en la comunidad y en la escuela, así como de realizar una labor pedagógica para la mejora de su situación a largo plazo. Algunas de las actividades que se realizan son:

  • La formación en derechos a padres y otros miembros de la comunidad.
  • La identificación, seguimiento y denuncia de casos de abuso. En caso de violencia contra los derechos de los niños, trabajamos con las familias, los líderes de la comunidad y la policía hasta asegurarnos de que el caso se resuelve.
  • Clubs de derechos.

3.2.7.Nutrición y alimentación

Nutrición y alimentación es un proyecto dedicado a la autosostenibilidad de la comunidad de vecinos de Nyabukara mediante la capacitación y optimización de sus recursos agrícolas.

Huertos y agricultura orgánica

En el programa de huertos y agricultura orgánica se destaca el papel que pueden tener los huertos familiares en la adquisición de una dieta más equilibrada y en la economía familiar. Se realizan huertos comunitarios como demostración para la formación en agricultura, provisiones de semillas de variedades locales y una formación en agricultura orgánica para el correcto mantenimiento de la calidad de la tierra y mejorar su rendimiento.

VISTA ALFUTURO:CENTROCOMUNITARIODE ATENCIÓN

Actualmente, los proyectos de Volcop —incluyendo las clases para adultos, las clases de apoyo y la escuela de verano— son llevados a cabo en la calle, en un espacio considerablemente limitado, delante de nuestra oficina. Esta condición supone un problema durante la estación húmeda, que se establece durante 9 de los 12 meses del año. A lo largo de este período asumimos, al menos, una lluvia al día.

En épocas de lluvia, los niños y madres de la comunidad no suelen poder asistir a los proyectos impartidos al aire libre, debido a que es imposible para el equipo realizarlos con estas condiciones. A causa de este impedimento, perdemos importantes horas de trabajo: organización de clases y tareas que no son aprovechadas, ya que finalmente no llevamos a cabo las clases preparadas. Sin olvidar que es una oportunidad de aprendizaje muy valiosa para los niños, que no tienen tiempo que perder.

Durante la estación seca las clases tampoco se realizan sin interrupciones, ya que la luz solar y el calor son a menudo excesivos y nos vemos obligados a mover a los niños a una zona donde haya sombra, que no siempre existe o simplemente carece de habilitación.

El clima es sólo uno de las muchas dificultades a las que se enfrenta Volcop, pues el terreno que utilizamos —incluso con un tiempo más indulgente— no es precisamente óptimo para dar clase (está lleno de piedras, escombros, agujeros, hierros, cristales y otras irregularidades que no dejan de ser peligrosas para que aprendan y jueguen los niños).

Carecer de un espacio amplio y separado por aulas, donde impartir las lecciones relativas a cada respectivo nivel, es otra dificultad a la que hacemos frente para llevar a cabo nuestro proyecto de educación. Cuando asisten muchos niños (o adultos) la atención de muchos se pierde con facilidad debido al ruido que proviene de las lecciones paralelas, sin hablar ya de la propia desconcentración que provoca el estar en un ambiente en el que hay cabras balando y vacas mugiendo; coches y motos moviéndose; y muchas otras personas que cocinan, limpian, trabajan, hablan…

La cuestión del almacenamiento es asimismo importante, pues a día de hoy guardamos todo el material que utilizamos para la mayoría de nuestros proyectos en una oficina de 12 m2. Esto incluye lápices, libros, cuadernos, colores, bancos y pizarras; también las donaciones de ropa, la comida para los cerdos, el material de artesanía y las herramientas de construcción. A todo esto hay que añadir los puestos de trabajo de Cathy, John, Peter y Angella. Esto dificulta el trabajo ágil y cómodo, así como el adecuado mantenimiento del material ya descrito; además de descartar la compra o adquisición de nuevas herramientas (como pupitres, sin ir más lejos).

Otro inconveniente es la falta de control que implica no tener un centro neurálgico donde agrupar y supervisar todos nuestros proyectos: la oficina está justo antes de entrar a Kyamukerege, la pocilga de los cerdos se sitúa casi al final de la aldea, y los chicos de Nyabukara Football Club entrenan en un campo a más de una hora de distancia.

Tener un lugar más grande y mejor distribuido, sobre el que tuviéramos más y mejor control, abriría una infinidad de posibilidades. La realización de nuestros programas sería simplemente más óptima. Proyectos ya formados, como los cerdos, mejorarían en seguridad, dirección y habitabilidad. Y algunas nuevas iniciativas serían posibles, como la creación de un huerto comunitario que además podría utilizarse para impartir diversas clases sobre salud y alimentación.

Por todo esto es que decidimos buscar opciones de terreno donde materializar nuestro Centro Comunitario de Atención(CCA), un lugar donde puedan acudir las familias de la comunidad siempre que quieran hacerlo, para que podamos asistirlas en mejores condiciones que las actuales. Un espacio donde desarrollar nuestros programas de educación, asistencia y soporte.

A continuación, se resumen los objetivos específicos de la construcción de este Centro Comunitario de Atención:

  • Dada la vulnerabilidad de los espacios donde se trabaja, proporcionar un espacio seguro donde se procure la constancia, la seguridad, y la estabilidad mental y emocional.
  • Contribuir a la formación de los menores a través de actividades de educación en espacio que cubra los servicios mínimos necesarios para desarrollar dichas actividades.
  • Ofrecer un ambiente para la promoción de hábitos saludables y formativos de ocio.
  • Que en el lugar propuesto se celebren eventos donde fomentar su capacidad de relación entre padres e hijos, y de socialización.
  • Proporcionar a los niños ejemplos de vidas adultas sanas y comprometidas con la sociedad para acompañarlos en su proceso de crecimiento y desarrollo personal con valores ético-morales.
  • Facilitar un espacio adecuado donde formar en valores a través de contenidos y procesos.
  • Que el espacio creado tenga la capacidad de almacenar y conservar correctamente sus recursos, de forma que estos puedan ser utilizados con distintos fines durante un intervalo de tiempo justo, o bien preservados en un estado adecuado para la donación a las familias asociadas.
  • Que la obra propuesta actúe como centro físico y neurálgico de los programas ya mencionados, teniendo así la capacidad de dirigir, gestionar, proteger y supervisar cada uno de ellos con objetividad y eficiencia.
  • Que las familias asociadas y solicitantes tengan la libertad y comodidad de acudir a un espacio donde se les atienda con profesionalidad y recursos suficientes para acelerar el proceso de solución de sus dificultades.
  • Que el espacio físico sea un punto de contacto donde crear vínculos tanto a nivel institucional como informal, a la vez que sea punto de referencia de la región trabajada

Durante este tiempo, hemos estado organizando distintos actos benéficos (y continuamos trabajando en nuevas propuestas) tales como: carreras solidarias, mercadillos de ropa, charlas en centros, etc; con la intención de dar a conocer Volcop, crear conciencia, y obtener fondos para poder comprar el terreno y construir nuestro ansiado CCA.

4.1.Descripción espacial del proyecto

A continuación se describe la propuesta de CCA, su distribución y la función de cada una de las zonas propuestas (ver ANEXO D para la descripción gráfica del proyecto).

El Centro Comunitario de Atención estaría integrado por dos edificios, un jardín y un huerto comunitario. Y se dotaría con electricidad y agua corriente.

El primer edificio estaría dedicado a la dirección general de la ONG. Este tendría un espacio para la espera; una oficina, para el trabajo administrativo y las reuniones; un almacén, para poder guardar y conservar correctamente todo nuestro material; y un servicio, que dispondría de retretes y lavabos.

El segundo edificio estaría dedicado a la educación. Este consistiría en una gran aula con una pared móvil en el medio, que permitiría crear diferentes ambientes en función de las necesidades del evento. Este elemento nos permitiría tener una gran aula para dar conferencias, charlas y clases a un gran número de personas (como que es el caso de las clases para adultos), o bien crear diferentes ambientes para los distintos niveles de los niños que acuden a las clases de apoyo. Además, esta aula (o aulas) sí dispondría del espacio mínimo necesario para que cada alumno pudiera aprender de una manera confortable. Incluso estaría equipada con pizarras y pupitres, y decorada con pósteres para fines didácticos.

El jardín se proveería de una zona con árboles para la sombra, en caso de que queramos realizar nuestras clases fuera, o simplemente para la relajación y recreación; y una zona verde amplia, que podría servir para los entrenamientos de los equipos de fútbol y voleibol.

El huerto se destinaría a la plantación comunitaria de variedades locales como frijoles, batatas, yucas y mijo; además de la celebración de charlas educativas con las familias sobre las ventajas para la salud que ofrece una dieta equilibrada mediante el cultivo de especies variadas.

Asimismo, parte del espacio de este terreno estaría destinado a una nueva pocilga, donde poder asegurarnos del cuidado y seguridad de los cerdos comunitarios.

Es importante mencionar que este espacio estaría cerrado, y que también instalaríamos un centro de control para mantener la seguridad de nuestras familias, trabajadores y voluntarios.

Esto significa que también tendríamos el acceso al recinto controlado.

4.2.Estimacióndel costedel proyecto

4.2.1. Fase 1:Adquisición del terreno

Se ha estimado que el coste total para la adquisición del terreno asciende a 16 182 €. El proceso seguido para realizar dicha estimación se describe a lo largo del siguiente punto. Siendo conscientes del posible margen de error en dicho cálculo, se ha utilizado una medida de prevención para la justificación posterior de los gastos: si el coste final realizado fuera inferior al coste estimado, el dinero recolectado sobrante se invertiría en la fase 2 del proyecto: la construcción del Centro Comunitario de Atención.

Para estimar el coste total de la adquisición de la tierra se realizaron previamente la estimación de tres costes: la compra del terreno, la remodelación del terreno, y los costes administrativos asociados a la compra del terreno. El tipo de cambio usado para todas las estimaciones ha sido 1€ =4 230 USh.

Estimación de la compra del terreno

Para realizar la estimación de la compra del terreno, se realizó primero un estudio para estimar el coste medio por metro cuadrado en Kyamukerege. Para ello se estudiaron las características de tres tierras que encontramos a la venta entre Abril y Junio de 2017. Las tres tierras visitadas contaban con acceso a electricidad, agua corriente, y se encontraban a una distancia inferior a 500 metros del centro de Kyamukerege. Por tanto, sólo se consideraron dos variables para la estimación del coste medio por metro cuadrado.

Tierra 1Extensión: 735 m2.
Precio: 11 583 € (49 000 000 USh).
Coste por metro cuadrado: 15,76 € por metro cuadrado.
Tierra 2Extensión: 832 m2.
Precio: 8 747 € (37 000 000 USh).
Coste por metro cuadrado: 10,51 € por metro cuadrado.
Tierra 3Extensión: 2 052 m2.
Precio: 21 276 € (90 000 000 USh).
Coste por metro cuadrado: 10,36 € por metro cuadrado

Basándonos en las características de estas tres tierras, la estimación del coste medio por metro cuadrado es 12,21€. Por otro lado, la estimación de la extensión del terreno para la construcción del CCA es de 1058 m2 (ver ANEXO D para la descripción gráfica del proyecto). Por tanto, se estima que el coste de la compra del terreno asciende a 12 918 €.

Estimación de la remodelación del terreno

Los costes de remodelación del terreno incluyen la limpieza del terreno y su allanamiento. En desconocimiento de las condiciones del terreno que se comprará, un ingeniero fue contratado para realizar una estimación de dicho coste, basándose en las obras previas en las que ha participado. Dicho coste fue calculado en un 25% del coste de compra (12 918 €), lo que asciende a 3 229 €.

Estimación de los costes administrativos para la obtención del terreno

La compra del terreno está libre de impuestos, pero requiere la celebración de una asamblea de vecinos a la que acudirá el jefe del poblado. Dicha asamblea testifica la compra y firma del contrato. El coste de la celebración incluye una compensación a los miembros de la asamblea por su transporte y su tiempo, y se estima en 150 000 USh.

Cálculo del coste total para la adquisición del terreno

La estimación del coste total para la adquisición del terreno se ha obtenido sumando las estimaciones para la compra del terreno, su remodelación, y los costes administrativos, tal como se describe en el siguiente cuadro.

Estimación del coste en euros
Compra del terreno12.918
Coste de remodelación3.229
Costes administrativos35
Total16.182

CONCLUSIÓN

Después de realizar un estudio sobre el medio, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la comunidad de Nyabukara tiene una excepcion al capacidad de progreso y evolución gracias al gran potencial de sus habitantes. No obstante, todos ellos se enfrentan a multitud de dificultades debido a su vulnerable situación. Creemos que Volcop tiene la capacidad y el deber de aportar a estas familias las herramientas requeridas para su propio desarrollo.

A continuación se recuerdan las tareas más urgentes de Volcop:

  • Recaudar dinero para la compra de un terreno localizado en Kyamukerge.
  • Acondicionar el terreno para posibilitar la construcción en el mismo.
  • La construcción de nuestro CCA, que servirá como centro neurálgico, educativo y de asistencia para las personas de la comunidad.

Puedes colaborar con este proyecto haciendo una donación puntual o haciéndote socio de nuestra ONG Volcop. 

Ir arriba